Plataforma vibratoria
Esta clase consta de 20 minutos con un segmento chico de entrada en calor , el núcleo de la clase con la plataforma VIBRATORIA y el estiramiento correspondiente.
 
Los beneficios de las plataformas de vibración son múltiples, por lo que prolifera su utilización tanto en gimnasios como centros de estética. Cabe destacar entre sus aplicaciones:
tonificación de los músculos por la vibración efecto reafirmante, por lo que se utiliza mucho tras tratamientos reductores que dejan la piel flácida. ayuda a combatir la celulitis, ya que previene la retención de líquidos procesos de rehabilitación muscular tratamiento preventivo de la osteoporosis, ya que las vibraciones ayudan a fortalecer el hueso sin dañar las articulaciones
Las [[plataformas vibratorias]] se basan en los principios del entrenamiento vibratorio, es decir, aumenta las vibraciones positivas que constantemente el cuerpo recibe, como por ejemplo la locomoción o la carrera. Por lo tanto la cinta vibradora puede sustituir o ejercer como complemento de la práctica de la actividad física habitual. Especialistas de todo el mundo han demostrado que la acción de las vibraciones estimula las estructuras neuromusculares obteniendo resultados similares a los logrados por actividad física. Este tipo de entrenamiento se origina a partir de las prácticas utilizadas por los astronautas para combatir los efectos degenerativos de la ausencia de gravedad. Se recomienda utilizar un máximo de 10 minutos de vibración activa al día.
La utilización de plataformas vibratorias durante sesiones breves, de baja frecuencia (10-50Hz) y amplitud (3-10mm) fomenta la rehabilitación motora post-traumática. Además representa una forma suave y cómoda de ejercicio cardiovascular indicado en personas que hayan sufrido traumas físicos y para la tercera edad. A la vez, se ha demostrado efectos beneficiosos sobre la fuerza muscular, para la prevención de la osteoporosis, para el tratamiento del dolor, mejorar la postura y el equilibro corporal.
Los efectos de las vibraciones, en el ámbito del deporte, sobre el cuerpo humano se han ido demostrando desde hace 30 años en numerosos estudios.
Provocan contracción muscular completa sin esfuerzo, estimulando tanto las fibras rojas como blancas. Mejoran la circulación sanguínea. Aumentan la liberación de hormonas del crecimiento (GH) y de la testosterona y determina una mejora del metabolismo y una mayor combustión de las grasas. Aumento del tono, de la fuerza y de la masa muscular. Aumento de la flexibilidad articular.
Las vibraciones también resultan beneficiosas desde el punto de vista estético:
Aumento del consumo energético y en consecuencia, reducción del peso corporal. Reducción celulitis.
Su eficacia en el ámbito médico y rehabilitador:
Rehabilitación motora Tratamiento del dolor Prevención osteoporosis
 
No podrán utilizar la plataforma personas con:
 
Postoperatorio (deben pasar al menos dos meses).
Lesiones musculares y óseas.
Lumbalgia.
Jaquecas.
Prostatitis.
Problemas relacionados con el sistema visual y, en particular, a nivel de la retina.
Graves enfermedades vasculares (varices en fase avanzada) y cardiovasculares en general.
Problemas en las cuerdas vocales.
Procesos neoplásicos (tumores y procesos de metástasis).
Mujeres embarazadas
Graves formas de hernia.
Epilepsia
Uso de marcapasos, placas, clavos o estructuras de osteosíntesis en general.
Anticonceptivos espirales (DIU).
Patologías en el aparato reproductor
Intolerancia psicológica al estímulo vibratorio.
 


Anuncios

Anuncio publicado hace más de 60 días VEA ANUNCIOS MAS RECIENTES
Denunciar este aviso como:
Anuncios
Anuncios